Normativa del Reino Unido de cosméticos

Requerimientos del UK - SCPN

Legislación del Reino Unido

La normativa británica sobre cosméticos, establecida tras el Brexit, regula la venta de cosméticos en Gran Bretaña con normas independientes de la UE, mientras que Irlanda del Norte se adhiere a la normativa comunitaria. Este marco normativo garantiza la seguridad y el cumplimiento de las normas, manteniendo altos estándares industriales.

Para las empresas que comercializan cosméticos en el Reino Unido y a escala internacional, es fundamental conocer esta normativa. Asociarse con Cosmeservice puede ayudar a navegar eficazmente por este complejo entorno normativo.

¿Cómo presentar el SCPN en el Reino Unido?

Descubra cómo puede presentar una notificación de producto cosmético a la Oficina de Normas y Seguridad de los Productos (OPSS). Haga clic en el botón para saber cómo cumplir la normativa británica.

Fichero de información sobre el producto (PIF) en la normativa británica sobre cosméticos

El Fichero de Información sobre el Producto (PIF) es vital para cumplir la normativa británica sobre cosméticos. Tras el Brexit, el Reino Unido ha establecido su propio marco normativo, aunque sigue siendo similar al de la UE en muchos aspectos. El PIF debe contener detalles exhaustivos que demuestren la seguridad y eficacia de cada producto cosmético. Esto incluye descripciones, evaluaciones de seguridad, métodos de fabricación y etiquetado, lo que garantiza que todos los cosméticos vendidos en el Reino Unido cumplen normas de seguridad estrictas. Todos los fabricantes y distribuidores de cosméticos que operan en el Reino Unido deben mantener un PIF detallado y actualizado.

¿Qué debe incluir un PIF?

  • Descripción del producto: Incluye el nombre, la marca y el uso previsto.
  • Composición: Enumera todos los ingredientes, detallando sus concentraciones, funciones y fuentes.
  • Método de fabricación: Describe el proceso de producción, incluido el equipo utilizado, el tamaño del lote y los controles de calidad.
  • Pruebas de estabilidad: Proporciona datos sobre la estabilidad del producto para garantizar la calidad y la seguridad.
  • Packaging: Detalla los materiales de envasado utilizados y su compatibilidad con el producto cosmético.
  • Evaluación de la seguridad: Analiza los riesgos potenciales y las medidas adoptadas para mitigarlos.
  • Alegaciones: Describe todas las alegaciones del producto, incluida su eficacia y cualquier beneficio terapéutico.
  • Etiquetado: Cumplimiento de la normativa de etiquetado específica del Reino Unido, incluida una copia de la etiqueta del producto.

Mantener el cumplimiento: Retos y actualizaciones de las PIF

Ejemplos de PIF no conformes e importancia de las actualizaciones

  • Información incompleta: Un PIF sin una lista completa de ingredientes o una evaluación de seguridad se considera no conforme.
  • Información incorrecta: Incluir datos engañosos o incorrectos en el PIF puede dar lugar a problemas de cumplimiento.
  • Información obsoleta: Los datos que ya no reflejan la formulación actual del producto pueden invalidar una FIP.

 

Mantener actualizado su PIF. Es fundamental actualizar periódicamente su PIF con la información más reciente sobre los productos y los cambios normativos. Esto no sólo garantiza el cumplimiento de la normativa de la UE y el Reino Unido, sino que también salvaguarda la seguridad de los consumidores. Las actualizaciones periódicas pueden ayudar a evitar los riesgos asociados al incumplimiento, como multas y retiradas de productos.

FAQS

La Persona Responsable (PR) europea es una figura obligatoria en la normativa sobre cosméticos del Reino Unido (RU). Son responsables de garantizar que los productos cosméticos comercializados en el Reino Unido cumplan la normativa y los requisitos establecidos. El RP debe estar establecido en el Reino Unido y debe cumplir una serie de obligaciones legales, como mantener registros y estar a disposición de las autoridades competentes.

La legislación británica sobre cosméticos se aplica a cualquier producto destinado a ser utilizado en el cuerpo humano con fines estéticos o de higiene personal, incluidos los productos para el cuidado de la piel, el cabello, las uñas, los perfumes y el maquillaje, entre otros.

La legislación británica sobre cosméticos se aplica a cualquier producto destinado a ser utilizado en el cuerpo humano con fines estéticos o de higiene personal, incluidos los productos para el cuidado de la piel, el cabello, las uñas, los perfumes y el maquillaje, entre otros.

Los fabricantes y distribuidores de productos cosméticos son responsables de garantizar que sus productos cumplen la normativa británica. Además, el Reino Unido tiene la obligación de supervisar el mercado y tomar medidas en caso de incumplimiento.

Los fabricantes o distribuidores que no cumplan la normativa británica pueden recibir sanciones que incluyen multas, retirada del producto del mercado e incluso acciones legales por parte de los consumidores afectados. Además, la reputación de la empresa puede verse afectada y perder clientes por no cumplir las normas de seguridad y calidad establecidas.

En cuanto disponga de las notificaciones del SCPN, ficha de información del producto (FIP) y del distribuidor correspondiente, éstos deberán designar a Cosmetrade SL (nosotros) como persona responsable de los productos mediante mandato escrito. A partir de ese momento, los productos podrán comercializarse en el Reino Unido.

El expediente de información sobre el producto (PIF) tiene una fecha de caducidad de 10 años, transcurridos los cuales, si el producto continúa en el mercado, debe realizarse una nueva evaluación para actualizarlo.

Deje de perder tiempo y dinero

Pack Normativa británica sobre cosméticos

Manténgase al día con nuestra newsletter!

Suscríbase ahora a nuestra newsletter para no perderse los últimos cambios y novedades en la industria cosmética: nuestro boletín es la fuente definitiva para mantenerse informado y al día.

Por favor, activa JavaScript en tu navegador para completar este formulario.
×